452ºF #11
Literaturas Ibéricas Comparadas


La undécima entrega de 452ºF presenta un dossier dedicado a un ámbito especialmente problemático y complejo: el de las relaciones literarias y culturales en la Península Ibérica, que constituye un entramado de redes intelectuales en diálogo y tensión constantes. Sus distintas culturas no se pueden comprender plenamente por separado, de modo que emerge como imperativo histórico su revisión desde paradigmas comparativos que además, en su dimensión metodológica, discuten las perspectivas institucionalizadas que han fomentado largamente el desconocimiento mutuo de sus tradiciones. El creciente interés por parte de la crítica en los Estudios Ibéricos responde así a una tarea pendiente que los retos políticos y sociales del presente reclaman con urgencia. Sin embargo, todavía queda un gran recorrido en su dimensión literaria, ya que sólo en contadas ocasiones se ha desarrollado una orientación comparatista respecto a las literaturas ibéricas en nuestro contexto académico. Este olvido no se debe únicamente a la falta de tradición, sino que participa además de los reparos institucionales a la hora de pensar nociones como las de Estado Español, Península Ibérica o Europa desde la pluralidad y no desde ciertas posiciones de poder, que, dicho sea de paso, no son ajenas al desarrollo de las literaturas en las distintas lenguas peninsulares.


Este monográfico nace del convencimiento de que la Literatura Comparada no se puede ejercer de forma abstracta sin atender a un ámbito de producción, lectura y circulación de textos determinado. Las literaturas ibéricas presentan, en este sentido, una inmensa casuística de relaciones problemáticas harto fértiles para disciplinas como la Literatura Comparada, especialmente cuando se piensa junto a la Historia Intelectual y a la Sociología de la literatura, de las cuales está surgiendo, y debe surgir, la renovación de los Estudios Literarios tradicionales, de un carácter historiográfico marcadamente positivista. Sin embargo, habría que evitar el riesgo de la proliferación de sucedáneos de Literatura Comparada que tienden a reducir su práctica a la mera yuxtaposición de historias literarias lineales, aunque en ocasiones apelen incluso a nociones como «sistema» o «campo literario», pero identificándolas con una literatura nacional, perpetuando así los modelos obsoletos que la Literatura Comparada y la Teoría Literaria precisamente vienen a problematizar.


En este sentido, son especialmente interesantes los dos artículos invitados que abren el monográfico, realizados por dos reconocidos especialistas en el área: Arturo Casas (Universidade de Santiago de Compostela) y Antoni Martí Monterde (Universitat de Barcelona). Ambos artículos son complementarios y dialogan en varios aspectos. Si el primero plantea una propuesta de carácter metodológico, el segundo aporta el estudio de un caso concreto en el que el contacto entre sistemas literarios y culturales peninsulares marca las dimensiones de una polémica acerca de su jerarquización.


Los múltiples problemas que plantea el ámbito de las literaturas ibéricas exigen un repertorio complejo de herramientas conceptuales. Arturo Casas nos ha cedido generosamente su importante artículo «Constituiçom de umha História literária de base sistémica: o sistema cultural como objecto de análise histórica no programa de investigaçom de Itamar Even-Zohar», publicado en gallego y que 452ºF ofrece además traducido por primera vez a las cuatro lenguas de la revista. El texto, de un marcado carácter teórico, aborda un replanteamiento a fondo de la Historia literaria exigido por objetos de estudio complejos e irreductibles a narrativas lineales, como es el caso de las Literaturas Ibéricas Comparadas. La teoría de los polisistemas de Itamar Even-Zohar puede ser en este sentido decisiva en la medida en que ofrece una metodología histórico-cultural aplicable al tratamiento historiográfico de los sistemas en intensa relación, así como de los sistemas dependientes o minorizados. Casas realiza una breve historia de la problematización de la historiografía literaria por parte de la Teoría Literaria del siglo XX. Por un lado, propone recuperar la reflexión compartida entre Historia Literaria e Historiografía en lo relativo a las implicaciones entre narración y la función institucional de las disciplinas históricas. Por otro, ofrece un replanteamiento de la Historia Literaria desde premisas semióticas, las teorías sistémicas y la sociología de la literatura de Bourdieu. Todo ello revela la existencia de cuatro retos para una historia literaria comparatista: el deslinde de los diversos sistemas o campos, así como las interacciones que se dan en el seno de un sistema y entre sistemas de grados y jerarquías distintos, la concreción de las distintas posiciones que forman un sistema y, sobre todo, la forma en la que el estudio sincrónico del sistema incorpora la dinámica diacrónica.


Antoni Martí Monterde, en su artículo «¿Dónde está el Meridiano? Guillermo de Torre y Agustí Calvet “Gaziel”: un diálogo frustrado», revisita la conocida polémica del «Meridiano intelectual», surgida en 1927 a raíz del editorial de La Gaceta Literaria titulado «Madrid, meridiano intelectual de Hispanoamérica», pero aportando un punto de vista novedoso, el de su lectura en clave peninsular. Esta perspectiva se enmarca necesariamente en la reflexión sobre los distintos sistemas literarios peninsulares, sus relaciones y los debates sobre la jerarquía de sus coordenadas dominantes. El diálogo frustrado que Martí Monterde rescata constituye un momento de su historia intelectual. La intervención de Gaziel ―escritor catalán partidario del iberismo― en la polémica cuestiona la hegemonía simbólica de Madrid en el polisistema literario en lengua castellana, no ya en el ámbito hispanoamericano sino también en el peninsular, proponiendo una red de centros culturales ―Lisboa, Santiago de Compostela, Bilbao y, sobre todo, Barcelona― que estarían en condiciones de postularse como «meridianos intelectuales». La intervención de Gaziel no fue registrada ni respondida por los protagonistas de la polémica ―Guillermo de Torre y Giménez Caballero―. En este marco, Martí Monterde pone de manifiesto la definición monológica de la literatura española esgrimida desde La Gaceta Literaria, en clara contradicción con el proyecto postulado desde su subcabecera: ibérico, americano e internacional.


La reivindicación de la dimensión literaria del iberismo, largamente desatendida por los estudiosos, que han tendido a privilegiar su carácter histórico y político, es el objetivo del artículo de Santiago Pérez Isasi (Universidade de Lisboa): «Literatura, iberismo(s), nacionalismo(s): Apuntes para una historia del iberismo literario (1868-1936)». Pérez Isasi aboga por el desarrollo de unos Estudios Ibéricos que recuperen la figura del escritor como intelectual que participa en los debates sobre las relaciones entre las culturas peninsulares desde formas de intervención propias de la literatura. Postula la existencia de un iberismo cultural promulgado por algunos de los principales protagonistas de las literaturas ibéricas, realiza un recorrido por sus formulaciones más relevantes y traza un panorama de las implicaciones de un iberismo cultural centrado en el eje Portugal-España.


Christina I. McCoy (University of Texas at Austin) nos ofrece en «Traveling Through Time and Space: Saramago, Cervantes and the Chivalric Tradition» el estudio de un caso particular de escritura literaria que remite a una tradición ibérica compartida, el de la novela A Jangada de Pedra (1986) de José Saramago. Según McCoy, Saramago enfatiza la imposibilidad de articular una identidad ibérica unilateral, problematizando así las relaciones entre Portugal, España y Europa.


La política de traducciones, un campo inevitable de la Literatura Comparada, no puede ser omitida en los estudios de literaturas ibéricas. La traducción es una de las prácticas con mayor fuerza modeladora de la historia de la cultura, y el corpus de las traducciones constituye uno de los factores sistémicos que configuran todo polisistema. Diana Cullell (University of Liverpool) nos ofrece en su artículo «Crossing Borders: Identity and Culture in Translation in Joan Margarit’s Bilingual Poetry» el estudio del caso de las obras bilingües del conocido poeta catalán, que inició su carrera en los años sesenta en castellano y la continuó a partir de los ochenta en catalán. Cullell plantea la función de las ediciones bilingües de Margarit, que según el autor responden más a una escritura simultánea en ambas lenguas que a una práctica de autotraducción. Analiza también los elementos que le permiten lograr una recepción exitosa en ambos campos literarios, así como la figura autorial que el propio Margarit proyecta en cada uno de ellos. Las publicaciones bilingües ―motivadas por cambios en el mundo editorial catalán―, si por un lado responden a una lógica identitaria en el campo literario catalán, por otro deben parte de su éxito en el campo español a su alineamiento con los grupos poéticos dominantes, unidos por el tópico de la «poesía de la experiencia».


La configuración de los sistemas literarios responde a intereses heterogéneos, en los que no está exento el poder político y económico, de modo que las instituciones y el mercado constituyen grandes intermediarios entre las fuerzas sociales y los repertorios culturales. Un caso en el que ello se pone de manifiesto es el que estudia María Ayllón Barasoain (Universidad de Salamanca) en su artículo «La cultura como mercancía. Una aproximación a los novísimos desde la perspectiva adorniana de la industria cultural», en el que pone de relieve las dinámicas políticas y económicas que determinan la configuración del canon. La antología Nueve novísimos poetas españoles (1970), revisada en clave de la «industria cultural», se revela como ejemplo de relaciones de poder profundamente mercantilizadas. Su aparición se integra así en una dinámica general dominada por un proceso de democratización que requería iconos de reconciliación y mitos de regeneración cultural, en los que se inscribieron los premios literarios, la mediática vuelta de los exiliados y el boom de la novela hispanoamericana, articulando así una literatura oficial que respondía a una imagen moderna, cosmopolita e integradora. El hecho de que gran parte de los autores antologados fueran catalanes ejerció una función en este sentido: fomentar una imagen de aperturismo europeo representado por la ciudad de Barcelona, opuesta a un modelo castellano asociado al realismo regional.


Completa este número una sección miscelánea integrada por cinco artículos. «Representar el “problema de lo haitiano” o el problema de representar lo haitiano: una lectura de textos literarios dominicanos del 2000», de Fernanda Bustamante E. (Universitat Autònoma de Barcelona), explora la tensión entre hispanofilia y negrofobia como bases de la identidad nacional dominicana a través del análisis de un corpus literario de reciente aparición. «Aesthetics of Opposition: the Politics of Metamorphosis in Gerald Vizenor’s Bearheart», escrito a dos manos por Seyed Mohammad Marandi (University of Tehran) y Mohsen Hanif (Kharazmi University), se centra en el novelista Gerald Vizenor y su nociones filosófico-políticas de «survivance» y «terminal creeds» en su novela Bearheart, en la que el realismo mágico que aporta el folklore nativo funciona como replanteamiento identitario. El artículo de Mónica Molanes Rial (Universidade de Vigo), titulado «Walter Benjamin en la poética dramática de Juan Mayorga», revela el diálogo entre los presupuestos teóricos de la poética dramática del autor con el pensamiento filosófico de Walter Benjamin. Carlos Andrés Quintero Tobón (Universidad Eafit de Colombia) propone en «Fantasía y realidad: relaciones entre palabras e imágenes en Elogio de la madrastra de Mario Vargas Llosa» el análisis del uso retórico de la écfrasis en la novela del escritor peruano, así como las funciones simbólicas que cumplen en ella las imágenes. Jennie Rothwell (Trinity College Dublin), en «From Performance to Print: Exporting Lorca through Paperback Translations of La casa de Bernarda Alba (1998-2012)», estudia la recepción de la obra de García Lorca en el ámbito anglosajón a través de sus traducciones.


Cierran el número 11 de 452ºF cuatro reseñas. Tres de ellas informan de la publicación por parte de la editorial Routledge de tres volúmenes dedicados a la World Literature, sus problemas y sus debates; y la cuarta hace lo propio con un reciente libro que revisa la narrativa de Rosalía de Castro desde las nuevas perspectivas críticas que ofrecen los Estudios Literarios.


Con el presente número, la revista 452ºF continúa y amplía un proyecto con vocación de consolidación como una de las revistas de Teoría Literaria y Literatura Comparada de referencia. Los artículos de la sección miscelánea son un claro ejemplo de la dimensión interdisciplinar de la Teoría Literaria, mientras que los del monográfico Literaturas Ibéricas Comparadas ofrecen un caso concreto de la necesidad de estas disciplinas para la renovación de los Estudios Literarios. En este sentido podemos anunciar el importante paso que supone la nueva adscripción a la Universitat de Barcelona, que procura afianzar nuestra plataforma y fomentar la difusión de sus contenidos.


Bernat Padró Nieto

FaLang translation system by Faboba

index

miar ccuc csic dialnet doaj e-revistas isoc latindex MLAracoresh
lista de emails
click sinuca

chfyavbh88y FilmOneTorrents http://filmonetorrent.blogspot.com/4cd3