Pensar el afecto desde la cultura y el arte

La noción de afecto —que guarda relación con conceptos tan diversos como las pasiones, los estados de ánimo, las sensaciones, los sentimientos y las emociones— ha sido un tema recurrente en la historia de la filosofía. Recientemente, asistimos a una creciente proliferación de trabajos académicos sobre el papel del afecto en los estudios sobre la cultura —especialmente en la línea de Spinoza, retomada por Gilles Deleuze en su conceptualización del afecto como capacidad corporal de afectar y ser afectado—, que evidencian lo que Patricia Clough identifica como «giro afectivo» en el campo de las humanidades y las ciencias sociales. Los estudios de Brian Massumi, Teresa Brennan, Jasbir Puar, Sara Ahmed, Michael Hardt y Lauren Berlant han contribuido a entender cómo la afectividad impregna el tejido de lo social, participando en la normalización y naturalización de las relaciones de poder, al mismo tiempo que conlleva un fuerte potencial para desarticularlas.

La problemática del afecto, que según la definición deleuziana denota una intensidad corporal, un aumento o una disminución en el poder de actuar, relacionarse y transformarse, se ha impuesto en diversas disciplinas, generando una rica constelación de perspectivas en ámbitos como la ontología, la ética, la estética o la política. Lo afectivo es tanto aquello que acontece al cuerpo, en la medida en que los cuerpos se definen por sus potenciales de afección y modificación intensiva, como aquello que ocurre siempre entre cuerpos (y objetos), un dinamismo que anima las fuerzas de lo social y las relaciones intersubjetivas, actuando como umbral móvil entre estados afectivos al cohesionar, alinear o disgregar los cuerpos. Aunque los trabajos sobre la subjetividad y las emociones han estado dominados tradicionalmente por las diversas teorías propias de la psicología y el psicoanálisis, los estudios más recientes buscan modelos de afectividad en otras disciplinas, en la ciencia cognitiva, la estética, la teoría política y una gran variedad de tradiciones filosóficas como, por ejemplo, la fenomenología.
 
El presente monográfico parte del interés que ha suscitado el estudio sobre el afecto en las humanidades y en las ciencias sociales, desarrollado particularmente en el mundo anglosajón en las últimas dos décadas y que, sin embargo, todavía no ha tenido el mismo impacto en otros contextos académicos. Esta propuesta pretende recoger estas investigaciones para entablar un diálogo con las áreas de la literatura comparada y la teoría literaria, con el fin de pensar lo afectivo en diferentes expresiones culturales, geográficas e históricas.

Si bien ha sido objeto de mayor atención en los ámbitos de los estudios queer, cine, sociología, psicología y filosofía política, el papel de lo afectivo no se ha explorado suficientemente en los estudios literarios y culturales. ¿En qué sentido el tener en cuenta el afecto nos permite reflexionar sobre textos culturales de manera diferente a las habituales? ¿Qué desafíos conceptuales plantea este enfoque, desplegado desde distintas perspectivas teóricas? La irrupción del giro afectivo en el panorama crítico más reciente plantearía, así, un cambio de paradigma que posibilitaría un acercamiento más transversal e interdisciplinar a las manifestaciones culturales, permitiéndonos reflexionar no solo sobre qué significan los textos, sino también sobre qué hacen ―un trabajo ya inaugurado en los estudios literarios por Eve Kosofsky Sedgwick, Sianne Ngai, Évelyne Grossman y Heather Love, entre otras.

El propósito de este número monográfico de 452ºF es abordar algunas de estas cuestiones, con el fin de reflexionar críticamente sobre las implicaciones del giro afectivo en los estudios literarios y culturales. Esta convocatoria se dirige a trabajos que traten el tema del afecto y la afectividad en cualquier ámbito geográfico-lingüístico —incluyendo perspectivas comparatistas— y en una variedad de producciones culturales, provenientes de la literatura, las artes, el cine y las diferentes prácticas culturales en el sentido más amplio.

Algunos temas de interés para el monográfico son, entre otros:

a)    Afecto vs. emoción, sentimiento, sensación. Acercamientos teóricos, epistemológicos y metodológicos.
b)    Historia del afecto, historia afectada.
c)    Afecto y prácticas de lectura.
d)    Afecto y estética. Hapticidad, sensación, recepción corporeizada.
e)    El afecto en el tiempo y el espacio. Geografías y temporalidades alternativas.
f)    Afecto y estudios de la materialidad. Thing theory, materialismo en la teoría feminista, materialismo queer.
g)    Afectos poshumanos, impersonales, animales.
h)    Políticas del afecto. Normatividades y disidencias afectivas.
i)    Utopías afectivas y afectos regresivos (feeling backward): amor, felicidad, depresión, vergüenza, fracaso, melancolía.

Katarzyna Paszkiewicz